¡Involucrarse en Las Tareas de su Niño!

Ayudar a los niños a aprender y practicar rutinas para la tarea puede ser una parte importante para el éxito escolar tanto a corto como a largo plazo. Debido a que las escuelas frecuentemente empiezan a asignar  tareas desde el kindergarten, es importante establecer rutinas organizadas y efectivas. Aquí hay algunos consejos para establecer rutinas para la tarea que funcionarán y no causarán estrés para la familia.

  • Utilice un calendario o agenda para la tarea. Las familias están ocupadas con múltiples actividades y obligaciones todas las semanas.  Entre el fútbol, el gimnasio, y hacer las compras para la cena, puede ser muy difícil recordar todas las tareas y las fechas de entrega. Por eso, utilizar una agenda para la tarea puede enseñar habilidades para la organización y ayudar a que las tareas se entreguen a tiempo. Utilizar una agenda también puede reducir las instancias cuando están apurándose para hacer la tarea al último minuto, lo cual provoca ansiedad y e es estresante para todos.  Para buenas sugerencias sobre calendarios y agendas, hable con el maestro de su niño/a. Las escuelas muchas veces tienen agendas y pueden ayudar a las familias a aprender a usarlas.
  • Escoja un lugar para la tarea con pocas distracciones. Completar la tarea requiere que un niño se enfoque su atención y se concentra en lo que está haciendo. Esto no es fácil cuando hay muchas distracciones a su alrededor. Los niños tienen más éxito con la tarea cuando se les quitan tantas distracciones como sea posible. Esto aumenta su habilidad de enfocarse y resolver problemas. Intente crear un espacio para la tarea que sea tranquilo, con bastante luz, y equipado con los útiles escolares que necesitará su niño, como lápices, borradores, y papel. Crear este espacio junto con su niño/a puede ayudar a que sea divertido y especial.
  • Establecer una hora para hacer la tarea todos los días y ser consistente. El mejor momento para realizar la tarea es el momento que funcione mejor para usted y su niño/a. Algunas familias hacen la tarea a primera hora de la mañana, algunas después de la cena, y otras la hacen justo después de la escuela. Si nota que su niño/a batalla para concentrarse en la tarea justo después de la escuela, intente darle un tiempo para descansar y hacer la tarea un poco más tarde. Lo más importante es que su niño/a sepa que usted espera que haga un poco de tarea todos los días.
  • Divida las tareas grandes en partes más pequeñas. Si su niño/a se abruma con la tarea, puede ser útil dividir las tareas en partes más manejables. Por ejemplo, puede usar un papel en blanco para cubrir todo menos cinco problemas a la vez. Cuando su niño/a complete estos cinco problemas, puede tomar un descanso breve. También puede intentar poner un reloj en 10 minutos. Para cada 10 minutos que su niño/a se enfoca en la tarea, puede tomar un descanso breve.
  • Enfóquense en actividades educacionales todos los días. Aun cuando su niño/a no tiene tarea, puede ser útil usar la hora de la tarea para enfocarse en actividades educacionales. Esto ayuda a mantener la consistencia y predictibilidad de la rutina para su niño/a y le da práctica extra con habilidades importantes para el éxito escolar. Su niño/a puede leer un libro, jugar un juego educacional, o trabajar en un proyecto continuo. Si sabe que hacer la matemática es difícil para su niño/a, dele juegos de matemáticas para que practique y se divierta. Además, puede trabajar junto con su niño/a para encontrar actividades académicas que son divertidos e interesantes para él o ella.
  • Asegúrese de que la tarea vuelve a la escuela. Los padres frecuentemente hacen un gran esfuerzo para ayudar a sus niños a completar su tarea, solamente para darse cuenta de que la tarea no se está entregando a la maestra. Esto es frustrante para todos. Una parte importante de su rutina diaria para la tarea debe ser que su niño/a guarde la tarea en la carpeta adecuada y luego guarde la carpeta en su mochila. Esto ayuda a que la tarea llegue a la escuela y también enseña habilidades de organización para el futuro.
  • Este disponible para ayudar con la tarea cuando es necesario. De ser posible, este disponible para contestar preguntas y ayudar a su niño/a con las tareas difíciles. El tener su apoyo puede ayudar a su niño/a a sentirse menos frustrado/a y más triunfante. También, tome tiempo para revisar las tareas para asegurarse de que están completas. La meta no es la perfección; sin embargo, puede usar este tiempo para reconocer el esfuerzo y enseñar habilidades importantes como fijarse en los detalles y seguir direcciones.
  • Recompensar el esfuerzo que puso su niño/a en sus tareas. Un poco de ánimo de los padres puede ayudar mucho a motivar a los niños a seguir con la rutina para la tarea, aun cuando las cosas se ponen difíciles. Considere decirle a su niño/a: “Gracias por persistir con tus tareas. Me quedé muy impresionada con tu habilidad de seguir intentando” o “¡Te enfocaste muy bien en tu tarea hoy! ¡Bien hecho!” Si su niño/a batalla con la tarea, puede considerar implementar un sistema de incentivos u ofrecer privilegios diarios tales como juegos de video, televisión, o tiempo para jugar.
  • Hable con el maestro de su niño/a sobre sus preocupaciones y dificultades con la tarea. Si nota que su niño/a batalla consistentemente con la tarea o no entiende cómo completarlas, puede ser útil comunicarse con su maestro. Podría enviarle un e-mail, llamar, o programar una conferencia. El maestro de su niño/a puede ofrecer otra perspectiva sobre sus fortalezas y dificultades académicas. También puede sugerir maneras para apoyar rutinas exitosas para la tarea.

Ayudar a su niño/a a aprender y mantener buenos hábitos para la tarea a temprana edad les ayuda a crear las condiciones para que tenga éxito en la escuela a largo plazo. También puede enseñar habilidades importantes para la organización, el manejo del tiempo, y la responsabilidad que extienden mucho más allá del salón de clases.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

More Content to Explore ...