La práctica creativa: ¡Haga que el aprendizaje sea!

En la última entrada de blog hablamos sobre la importancia de la práctica para adquirir habilidades o comportamientos nuevos y algunos puntos básicos sobre cómo y cuándo practicar. Hoy compartiremos ideas creativas sobre cómo practicar que van más allá de decirle a su niña “practique esto ahora” (¡una manera que reconocemos como la menos probable de dar buenos resultados!)

Modelar

A lo mejor ha escuchado que los niños siempre están viendo lo que hacen sus papás y los otros adultos a su alrededor. ¡Y es verdad! Los niños aprenden cómo comportarse al observar el mundo que los rodea. El modelar habilidades importantes es una manera excelente de ayudarlos a “practicar” mediante su observación del comportamiento.

    • Para modelar, usted (o un/a hermano/a o amigo/a) podría demostrar físicamente cómo hacer algo, como poner la mesa, atar los zapatos, o quedarse junto al carrillo en la tiendo.
    • También podría modelar habilidades al narrar lo que está haciendo o pensando, por ejemplo, cómo persistir aunque le cueste hacer algo, o cómo manejar los sentimientos de enojo, decepción, o tristeza de una manera útil que no le mete en problemas.
    • Además, siempre está modelando en el día a día de su vida. Su manera de hablarse a sí mismo/a, cómo les trata tanto a los desconocidos como a los amigos, cómo maneja sus sentimientos, y sus conductas habituales son cosas que puede observar y aprender su niño/a.

Los niños aprenden mejor al hacer las cosas; por lo tanto, la enseñanza de un comportamiento o habilidad específica debe incluir la práctica.

Hacer actuaciones

Piense en las actuaciones como “Lo hago yo y luego lo haces tú”. Las actuaciones permiten que los niños practiquen en un ambiente de bajo estrés antes de entrar en una situación más compleja, o cuando están tranquilos si tendrán que usar la habilidad en momentos que conllevan emociones más grandes.

    • En el salón de KITS, a los niños les encanta ver a sus maestros hacer actuaciones. Los maestros fingen que son los niños y modelan cómo hacer una habilidad nueva como compartir, manejar la decepción, o invitarle a un/a amigo/a a jugar. Luego les toca a los niños actuar el nuevo comportamiento con el apoyo y ayuda un adulto.
    • Otra cosa bien divertida para los niños es fingir que ellos son los grandes y demostrar lo que saben. Al enseñar un nuevo comportamiento, primero demuéstreles la manera correcta para luego ver si pueden distinguir cuando está demostrando la manera incorrecta. Después pídales que le demuestren a usted cómo hacerlo de la manera correcta. (No queremos que practiquen los niños la manera incorrecta, así que solo les pedimos que demuestren la manera correcta, y ¡recuerde de no hacer que parezca demasiado divertido la manera incorrecta!)

Tiempo para jugar

El juego es sumamente importante para el cerebro en desarrollo. Los niños exploran su mundo, aprenden sobre causa y efecto, y descubren cómo manejar sus emociones al jugar con otros. Al jugar con su niño/a, puede ser difícil detenerse de dirigir su actividad. Trate de seguir el ritmo de su niño/a. ¿Qué es lo que le interesa? ¿Cuáles ideas y situaciones imaginarias se les ocurren? Puede ampliar el juego de su niño/a al:

    • hacer preguntas sobre lo que está haciendo o lo que podría hacer, “Me pregunto lo que pasaría si hicieras esto…”.
    • demostrar o hablar sobre un concepto o habilidad que amplia sus intereses o lo que está haciendo, “Voy a poner esto en un ángulo para ver si cambia algo…”.
    • señalar nuevas maneras de ver y pensar en su entorno, “¿Qué pasaría si usaras esto en vez de aquello? ¡Vaya! ¡Funciona aún mejor!”.

También puede ayudarle a su niño/a a practicar al proporcionarle oportunidades de jugar con materiales que, al usarlas, desarrollan sus habilidades.

    • Si necesita practicar sostener un lápiz o escribir su nombre, dele materiales o juegos que requieren habilidades motoras finas como enhebrar cuentas, recoger cosas pequeñas, pellizcar o pintar con bolas de algodón sujetas con pinzas de la ropa.
    • Si le cuesta contestar preguntas en el salón, quedarse en su silla, o tener los manos tranquilos, jueguen a los juegos que le obligan a detenerse súbitamente, tomar turnos, y esperar, por ejemplo los juegos de mesa, Luz Roja, Luz Verde, teléfono, o Simón Dice.

Conviértalo en un reto

Si quiere que su niño/a practique un comportamiento específico, el convertirlo en un juego o un desafío, es mucho más eficaz (y divertido) que simplemente pedirle que lo practique.

    • Use un reloj. A los niños les encanta hacer carreras contra el reloj; ¿pueden superar su tiempo anterior? ¿O ganarle a usted o a un/a hermano? ¿Quién puede hacerlo más rápido?
    • Rételos. “Me pregunto si puedes…” o “a qué no puedes…”
    • Conviértalo en un juego. Cuando llega la hora de guardar las cosas, ¡sea creativo/a! Qué guarde las cosas según su color, según el primer sonido del nombre del objeto, o por su textura, peso, o tamaño. O haga que practiquen sus habilidades de la autorregulación al caminar hacía el carro jugando una variación de Luz Roja, Luz Verde. “Cuando diga luz verde, tienes que caminar tan rápido como puedas hacía el carro antes de que diga luz roja y entonces ¡te congelas!”

Lea sobre la habilidad

Sabemos que el leerle a su niño/a crea las condiciones para el éxito escolar. Y también puede otorgar una manera de practicar las habilidades sociales como el reconocer y entender los sentimientos e intenciones de los demás, la resolución de problemas, y el manejo de situaciones sociales de maneras útiles. Si está ayudando a su niño/a a aprender una habilidad o comportamiento, es probable que existe un libro sobre el tema. Los bibliotecarios son fuentes excelentes de conocimiento y libros. Al leer con su niño/a puede hacerle preguntas e involucrarle en el pensamiento sobre las habilidades que está aprendiendo y cómo las habilidades pueden funcionar en situaciones distintas. También podría hacer esto mientras miran un programa o película de niños. Puede hacer preguntas como las siguientes:

 “¿Cómo se siente este personaje? ¿Cómo te das cuenta?”

 “¿Hizo esto a propósito o sin querer?

“¿Cómo manejó la situación ese personaje? ¿Crees que fue útil la manera en que la manejó?”

“¿Cómo afectó a los demás personajes? ¿Existe otra manera más útil de manejar esta situación?”

No importa de qué manera le ayuda a su niño/a a practicar, el proporcionar oportunidades de intentar habilidades nuevas dentro de un entorno divertido o tranquilo le ayudará a desarrollar sus habilidades y la autoconfianza para poder desempeñarse bien cuando llegue el momento. Próximamente ofreceremos más ideas y actividades para ayudar a los niños a practicar habilidades y comportamientos más específicos en las semanas que vienen. Así que, ¡Estén atentos!

[divider type=”standard” text=”Go to top” full_width=”no” width=”1/1″ el_position=”first last”]

Text: © Kids In Transition to School 2022

Image: © Liza Tishankov | Dreamstime.com

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Print
WhatsApp

More Content to Explore ...